8 Beneficios por la Sangre Derramada de Jesucristo

Pixabay

"Sólo por tu sangre puedo estar contigo, sólo por tu muerte tú me diste vida, y cuando resucitaste tu victoria también fue mía...", canta Marcos Witt en la adoración 'Solo por tu Sangre' del álbum Dios de Pactos.

Hace unos años refuté ese mensaje que deambula por todas partes de Internet, diciendo: "La Sangre de Jesús no tiene poder".

Por gracia de la Sangre de Cristo Jesús derramada somos beneficiarios de:


1. Jesús es Mediador entre Dios y los Hombres.

Hebreos 2:14 Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo,

Hebreos 12:24 a Jesús el Mediador del nuevo pacto, y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel.


2. Justicia, Perdón, Salvación y Fe.

Romanos 3:25 A quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados.

Romanos 5:9 Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira.

Efesios 1:7 En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia.


3. Quitó nuestros pecados y nos entregó Santidad.

Hebreos 9:22 Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión.

Hebreos 10:4,19 Porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados... Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo,

Hebreos 13:12 Por lo cual también Jesús, para santificar al pueblo mediante su propia sangre, padeció fuera de la puerta.

1 Juan 1:7 pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.


4. Tenemos Paz en nuestras Conciencias y siendo Pacificadores.

Colosenses 1:20 Y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.

Hebreos 9:13-14 Porque si la sangre de los toros y de los machos cabríos, y las cenizas de la becerra rociadas a los inmundos, santifican para la purificación de la carne, ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo? 


5. Somos Iglesia.

Hechos 20:28 Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.


6. Tenemos Comunión con Dios y de los Unos con los Otros.

1 Corintios 10:16 La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?

Efesios 2:13 Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.

1 Juan 1:7 pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.


7. Somos Vencedores.

Apocalipsis 12:11 Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.


8. Habrá un Juicio por ella.

Hebreos 10:29 ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?

Pero quienes han creído a la sangre y su resurreción:

1 Juan 3:14 Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en muerte.

1 Juan 4:17 En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo. 


* Todos los pasajes fueron tomados de la versión Reina Valera Revisión 1960.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.