La Hematidrosis de Jesús en el Jardín del Getsemaní


Por el Hermano Roger Casco Herrera
Maestro Bíblico de Ministerios ¿Quién es Jesucristo?

La hematidrosis (también llamada hemohidrosis o hematohidrosis), "sudar sangre" es una enfermedad extremadamente rara. Se ha descrito en varios términos y a menudo se liga a creencias religosas como estigma.
Se trataría de una respuesta fisiológica a una situación de estrés máximo. Se ha descrito únicamente en personas cuando sabían con certeza que iban a morir en breve de manera dolorosa, como condenados a muerte o situaciones de guerra.

Esta demostrado según el Evangelio de Lucas que que Jesús presentó esta condición previo a su arresto y crucifixión:
Y estando en agonía,  oraba más intensamente;  y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra. (Luc 22:44 RV60)

No deja de ser sorprendente que el médico Lucas (Colosenses 4:14), describiera este interesante detalle.

Como dicen los expertos en el tema de la Hematidrosis, existen escasoz casos en la actualidad pero se han registrado. Y como han connotado, la mayoría de los que han padecido este raro caso de "sudor de sangre", ha sido en personas exclusivas que sabían con certeza que ibán a morir pronto, debido a una agonía tan fuerte que estimuló la excitación del Sistema Nevioso Simpático sobre las glándulas sudoríparas, que explotarón por la acumulación de la secreción en sangre, por causa del estrés.

En el Evangelio de Lucas podemos ver un mejor panorama de lo que estaba sucediendo con Jesús, mientras era acompañado por sus discípulos intercesores (Santiago, Pedro y Juan) en el Jardín de Getsemaní, en el Monte de los Olivos a la media noche:

Y saliendo,  se fue,  como solía,  al monte de los Olivos;  y sus discípulos también le siguieron. Cuando llegó a aquel lugar,  les dijo:  Orad que no entréis en tentación. Y él se apartó de ellos a distancia como de un tiro de piedra;  y puesto de rodillas oró, diciendo:  Padre,  si quieres,  pasa de mí esta copa;  pero no se haga mi voluntad,  sino la tuya. Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle. Y estando en agonía,  oraba más intensamente;  y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra. Cuando se levantó de la oración,  y vino a sus discípulos,  los halló durmiendo a causa de la tristeza; y les dijo:  ¿Por qué dormís?  Levantaos,  y orad para que no entréis en tentación. Mientras él aún hablaba,  se presentó una turba;  y el que se llamaba Judas,  uno de los doce,  iba al frente de ellos;  y se acercó hasta Jesús para besarle. Entonces Jesús le dijo:  Judas,  ¿con un beso entregas al Hijo del Hombre? Viendo los que estaban con él lo que había de acontecer,  le dijeron:  Señor,  ¿heriremos a espada? Y uno de ellos hirió a un siervo del sumo sacerdote,  y le cortó la oreja derecha. Entonces respondiendo Jesús,  dijo:  Basta ya;  dejad.  Y tocando su oreja,  le sanó. Y Jesús dijo a los principales sacerdotes,  a los jefes de la guardia del templo y a los ancianos,  que habían venido contra él:  ¿Como contra un ladrón habéis salido con espadas y palos? Habiendo estado con vosotros cada día en el templo,  no extendisteis las manos contra mí;  mas esta es vuestra hora,  y la potestad de la tinieblas. Y prendiéndole,  le llevaron,  y le condujeron a casa del sumo sacerdote... (Luc 22:39-54 RV60)

De manera general, podemos que basados en la evidencia de los Evangelios Bíblicos, Jesús oraba con tal necesidad de cumplir la voluntad de Dios, puesto que ya sabía que sería entregado para dar inicio al proceso de su muerte durante esa noche camino al Sumo Sacerdote Caifás.

Es tan impactante, como este pasaje de la Biblia nos muestra que nuestro amado Señor, como Hijo de Hombre, estuvo sujeto a algún tipo de estrés que le provocó en su organismo una descarga del sistema nervioso, efectos cardiovasculares y metabólicos, cursaron tan fuerte por él que cutáneamente y abdominal desplazará un gran volumen de sangre por su cuerpo y rostro.

¡Oh Señor! Gracias por tu obra de suma obediencia. Tú eres el Hijo de Dios, el Señor de Israel y de las Naciones.
La Hematidrosis de Jesús en el Jardín del Getsemaní La Hematidrosis de Jesús en el Jardín del Getsemaní Reviewed by Roger Casco Herrera on febrero 05, 2015 Rating: 5

No hay comentarios

Image Link [https://1.bp.blogspot.com/-PFR-oKUrlDQ/V_QUp1aB4_I/AAAAAAAAd5c/Ar6LiV4Rse8NNFQDRUL9LaHUPJkpvQV6QCLcB/s1600/rcascoherrera%2Bautor%2Bescritor%2Bpastor%2Bconferenciante%2Bministro%2Bmaestro%2Bb%25C3%25ADblico%2Bsiervo%2Bde%2Bjesucristo%2Bprofec%25C3%25ADa%2Bprofeta%2Bdones%2Bespirtiuales%2Broger%2Bcasco%2Bherrera.jpg]

Author Name [Roger Casco Herrera]

Author Description [Pastor general de la Iglesia Bíblica de Jesús (IBJ), escritor del libro apologético "Su NOMBRE ¿Jesús o Yeshúa?" (considerado por la crítica: un estudio de alta erudición que explica las razones por las cuales decimos Jesús en lugar de su nombre hebreo), Peregrino de Israel en 2008, autodidacta y maestro bíblico de ministerios ¿Quién es Jesucristo? (+504 9820-2424 WhatsApp)]



Facebook Username [rcascoherrera]

Twitter Username [rcascoherrera]

GPlus Username [+RogerCasco]

Pinterest Username [none]

Instagram Username [none]