BUSCAR AQUÍ Y ENCONTRAR MÁS ARTÍCULOS

25 dic. 2014

Seguimos sin conocer ciertamente qué fue la Estrella de Belén


Por Roger Casco Herrera
Maestro Bíblico de Ministerios ¿Quién es Jesucristo?

No saben como me he enamorado de este precioso diseño que encontré en una web llamada Maquiladora de Sueños. Y es qué no me he detenido de continuar investigando sobre la fecha exacta de la "estrella de Belén". Sin embargo, aunque he invertido ya -creo yo- demasiado tiempo en esto, sé que lo vale.

Al final de todo este tiempo, y haber estudiando a fondo cada una de las variantes posibles que explican qué fue o qué es la estrella de Belén, no he llegado a aceptar ninguna de ellas. Durante un tiempo pensé que estaba muy cerca de encontrar mi objetivo pero es imposible por ahora.

Aunque he tenido apoyo de otras fuentes, como documentales, estudios, astronómos y software especializado, sigo sin estar satisfecho de la gama de opciones que existen. No puedo negarle que me siento algo frustrado al no poder hacer coinicidir los eventos que nos permitan descubrir las fechas exactas de lso acontecimientos narrados en la Biblia.

Lo peor de todo es que ni aún la astronomía me ha ayudado a descubrir lo que tanto he buscado por mucho tiempo.

Una de las últimas propuestas que he revizado es la de la "Estrella del Este" que ha propuesto el astronómo David Weintraub, quien explica:
"Para entender la Estrella de Belén, tenemos que pensar como los tres reyes magos. Motivados por la 'Estrella en el Este', primero viajaron a Jerusalén y contaron al rey Herodes la profecía de que nacería un nuevo gobernante del pueblo de Israel. También tenemos que pensar como el rey Herodes, que preguntó a los sabios cuándo había aparecido la estrella que los había guiado, puesto que ni él ni nadie en su corte tenía conocimiento de que en el cielo brillara tal estrella", escribe David Weintraub, profesor de astronomía de la Universidad Vanderbilt (EE.UU.), citado por 'The Conversation'.

Según su punto de vista, estos eventos nos plantean un rompecabezas astronómico sobre la primera Navidad: ¿cómo es posible que los asesores del rey Herodes no tuvieran noticia de la existencia de la brillante estrella que condujo a los magos hasta Jerusalén? ¿Cómo pudo una estrella 'en el Este' guiar a los hombres sabios hacia el sur?  

 

¿Qué podía ser 'la Estrella en el Este'?

Weintraub subraya que ninguna estrella puede hacer eso; igual como tampoco puede un cometa, ni Júpiter, ni una supernova, ni una conjunción de planetas ni cualquier otro objeto real de los que brillan en el cielo nocturno. 

Este profesor de la Universidad Vanderbilt se propuso encontrar para este fenómeno una explicación que no contradiga las leyes de la física y la astronomía. Y lo ha conseguido.

 

Respuestas astrológicas a enigmas astronómicos

El astrónomo Michael Molnar señala en su libro que 'en el este' es una traducción literal de la frase griega 'en te anatole', que era un término técnico utilizado en la astrología griega hace 2.000 años, y que describe, muy específicamente, un planeta que se elevaría por encima del horizonte oriental justo antes de que apareciera el Sol. Luego, justo momentos después de elevarse, el brillante resplandor del Sol matinal no permite que el planeta se observe. Así pues, la 'Estrella en el Este' es solo visible durante un instante.

Weintraub recuerda que para comprenderlo hacen falta unos pocos conocimientos de astronomía: en el transcurso de una vida humana prácticamente todas las estrellas permanecen fijas en sus lugares; pero los planetas, el Sol y la Luna se desplazan por entre las estrellas inmóviles. Cuando el Sol se cruza con un planeta, no podemos ver ese planeta, pero cuando el astro pasa a una distancia suficiente de él el planeta vuelve a 'aparecer'. 

El momento en el cual, después de haber permanecido varios meses oculto por el resplandor del Sol, un planeta reaparece por primera vez y se eleva en el cielo de la mañana pocos momentos antes de que lo haga el astro rey, se conoce en astrología como 'aumento heliacal'. Esta primera reaparición de un planeta es el llamado 'en te anatole' mencionado en la astrología clásica griega. 

Así, el término 'Estrella en el Este' hace referencia a un acontecimiento astronómico con supuesto significado astrológico en el contexto de la antigua astrología griega, resume Weintraub.

Por mi parte, no tiene sentido que este científico concluya diciéndonos que se trata de un significado astrológico antes que astronómico. No tiene sentido. Y bien, hasta ahora seguiré esperando nuevas propuestas, o revisando las mismas con nuevos datos que se vayan agregando en el futuro presente. Quizá, no lo sé aún, mi Señor tenga en su gracia darme la respuesta más adelante.

1 default-disqus

Deje su comentario!

21 de febrero de 2017, 14:37:00 GMT-6 Delete comments

Quién envió la estrella de Belén?
▪ ¿Ha visto alguna vez un nacimiento o una representación teatral en la que tres reyes visitan a Jesús recién nacido? Según se cuenta, Dios utilizó una estrella para dirigir a esos hombres al establo de Belén donde se encontraba Jesús en un pesebre. Muchísimos niños hasta saben de memoria los nombres de esos tres reyes: Melchor, Gaspar y Baltasar. Pero ¿coincide la versión popular de este relato con la bíblica? Lo cierto es que no, ya que hay diversas contradicciones.

En primer lugar, ¿quiénes eran esos tres hombres? La palabra griega original empleada en la Biblia no indica que fueran reyes. Más bien, eran magos, o astrólogos. Eso significa que eran practicantes del arte pagano de la astrología, que se basa en el movimiento de las estrellas para hacer predicciones. Y en cuanto a sus nombres o a cuántos eran, la Biblia no dice nada.

En segundo lugar, ¿cuándo visitaron los astrólogos a Jesús? La Biblia aclara que al llegar a Belén no vieron a un bebé en un pesebre, pues el evangelista Mateo escribió: “Cuando entraron en la casa vieron al niñito con María su madre” (Mateo 2:11). Así que los visitantes llegaron allí cuando Jesús era un niñito, no un recién nacido. Además, José y María no los recibieron en un establo, sino en una casa.

Y en tercer lugar, ¿quién envió la estrella que siguieron los astrólogos? Los maestros religiosos de hoy día suelen enseñar que fue Dios. Pero ¿fue eso lo que pasó? La estrella no los llevó directamente a Belén. Primero los guió hasta Jerusalén, donde le dijeron al poderoso rey Herodes que Jesús había nacido y que sería el “rey de los judíos”. Así le dieron a este envidioso asesino motivos para odiar al niño (Mateo 2:2). El astuto monarca les pidió que, tras visitar a Jesús, le informaran su paradero exacto, con el pretexto de que también quería rendirle homenaje. Después, la estrella condujo a los astrólogos hasta donde estaban José y María. En realidad, lo que ellos hicieron pudo haber tenido un trágico final: la muerte del niño. ¡Menos mal que Dios intervino! Cuando Herodes se enteró de que se habían marchado sin llevarle la información que esperaba, se enfureció. Tanto es así que mandó asesinar a todos los muchachitos de dos años o menos que había en Belén y sus alrededores (Mateo 2:16).

Años más tarde, Jehová habló así de Jesús: “Mi Hijo, el amado, a quien he aprobado” (Mateo 3:17). Sin duda, el Padre de Jesús es amoroso y justo. ¿Cree usted que elegiría como mensajeros a astrólogos paganos, maestros de una práctica prohibida en su Ley? (Deuteronomio 18:10.) ¿Los guiaría mediante una estrella hasta el asesino más poderoso y peligroso del país con un mensaje que avivaría su odio y sus celos? ¿Los llevaría adonde su indefenso hijo para que luego revelaran su ubicación?

Piense en la siguiente situación: un eficiente comandante envía a su mejor soldado a cumplir una misión en territorio enemigo. ¿Informaría a sus adversarios del paradero de su soldado? ¡Claro que no! En el caso de Jehová, él envió a su Hijo a cumplir una peligrosa misión en este mundo. ¿Verdad que no habría tenido sentido que le revelara al malvado Herodes dónde estaba el indefenso Jesús?

Entonces, ¿quién envió la llamada “estrella de Belén”? Pues bien, ¿quién deseaba más que nadie acabar con el niño Jesús para que no llegara a cumplir su misión en la Tierra? ¿Quién quiere confundir a la gente y promueve la mentira, la violencia y el asesinato? Jesús mismo puso al descubierto a este homicida y mentiroso, “el padre de la mentira”: Satanás, el Diablo (Juan 8:44).

Reply
avatar