¿Qué tan cierto es que Todos Somos Judíos por Dentro?


Por Roger Casco Herrera
Maestro Bíblico de Ministerios ¿Quién es Jesucristo?

Tengo un grupo de hermanos amigos, que siempre andan tratando de verme en posiciones incómodas con los temas judaícos, haciendo uso de bromas y otras no tanto. Y es que saben, soy bastante celoso con este tipo de temas, en especial por causa del desastre que tenemos con los gentiles de las sectas mesiánicas que dicen ser "judíos" y no lo son.

He escuchado de todo tipo de argumentos sobre que somos judíos en espirítu o de corazón, etc. Pensando en eso, he tratado de redactar este pequeño artículo.

¿Qué tan cierto es que todos somos judíos por dentro? Mentira, no somos judíos por dentro, ¿por qué? Simple, la Biblia lo dice:

Porque no hay diferencia entre judío y griego,  pues el mismo que es Señor de todos,  es rico para con todos los que le invocan; porque todo aquel que invocare el nombre del Señor,  será salvo. (Romanos 10:12-13 RV60)

Algunos de los argumentos que he escuchado: 

1. "La Salvación viene de los Judíos" y como tal todos necesitamos ser judíos en cierta manera para recibir la misma. Mentira. Claro que no necesito ser judío para obtener la salvación. Vea usted el verso anterior de Romanos, "no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos..." acepta a todos los que invocan su nombre. En otras palabras no importa si clamas al Señor siendo judío o gentil, circuncidado o no circuncidado, el Señor Dios dará la Salvación a quién invocaré su Santo Nombre. Además, las palabras de Jesús (Juan 4:22) están sacadas de contexto, más bien esta diciendo que no importa que la salvación la hallamos heredado por medio de los judíos, pues él esta enseñando a la samaritana que no importa si clames en Jerusalén o en otro lugar, vienen días en los habrán buscadores en Espíritu y Verdad, le adorarán sin importar si son judíos, samaritanos o gentiles, sea en Jerusalén o en Samaria, en Tegucigalpa, en Irán, Moscú o en Taipei, etc. 

Amados la salvación no llegó a nosotros por ser judíos, se refiere que llegó por medio de ellos, de acuerdo a su testimonio, a "la fe que fue contada por justicia", no por que eran judíos. Por eso, somos salvos por fe, no por obras ni razas... espero haya comprendido. Si aún tiene dudas lea el siguiente numeral (antes leer Romanos 4:13-16).

2. Al ser "circuncidados de corazón" somos como judíos en cierta manera, salvo que ellos son circuncidados en carne y nosotros en espíritu. Otra mentira, ¿acaso dejó de ser salvo Abram antes de ser circuncidado? De ninguna manera. Ser circuncidado no hace al judío, aunque a este se le caracteriza en el mundo por su pacto con Dios, y la Alianza que se ha hecho tradición en su cultura cortando el prepucio del pené al octavo día.

Leamos lo que enseñó el Apóstol de la Incircunción, Pablo de Tarso:

Rom 2:26  Si,  pues,  el incircunciso guardare las ordenanzas de la ley,  ¿no será tenida su incircuncisión como circuncisión?
Rom 2:27  Y el que físicamente es incircunciso,  pero guarda perfectamente la ley,  te condenará a ti,  que con la letra de la ley y con la circuncisión eres transgresor de la ley.
1Co 7:18  ¿Fue llamado alguno siendo circunciso?  Quédese circunciso.  ¿Fue llamado alguno siendo incircunciso?  No se circuncide.

Pero el pasaje del apóstol que más me gusta es el de Romanos 4:
¿Qué,  pues,  diremos que halló Abraham,  nuestro padre según la carne? Porque si Abraham fue justificado por las obras,  tiene de qué gloriarse,  pero no para con Dios. Porque  ¿qué dice la Escritura?  Creyó Abraham a Dios,  y le fue contado por justicia. Pero al que obra,  no se le cuenta el salario como gracia,  sino como deuda; mas al que no obra,  sino cree en aquel que justifica al impío,  su fe le es contada por justicia. Como también David habla de la bienaventuranza del hombre a quien Dios atribuye justicia sin obras, diciendo: Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas, Y cuyos pecados son cubiertos. Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecado.

¿Es,  pues,  esta bienaventuranza solamente para los de la circuncisión,  o también para los de la incircuncisión?  Porque decimos que a Abraham le fue contada la fe por justicia. ¿Cómo,  pues,  le fue contada?  ¿Estando en la circuncisión,  o en la incircuncisión?  No en la circuncisión,  sino en la incircuncisión.
Y recibió la circuncisión como señal,  como sello de la justicia de la fe que tuvo estando aún incircunciso;  para que fuese padre de todos los creyentes no circuncidados,  a fin de que también a ellos la fe les sea contada por justicia; y padre de la circuncisión,  para los que no solamente son de la circuncisión,  sino que también siguen las pisadas de la fe que tuvo nuestro padre Abraham antes de ser circuncidado. Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo,  sino por la justicia de la fe. Porque si los que son de la ley son los herederos,  vana resulta la fe,  y anulada la promesa. Pues la ley produce ira;  pero donde no hay ley,  tampoco hay transgresión.

Por tanto,  es por fe,  para que sea por gracia,  a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia;  no solamente para la que es de la ley,  sino también para la que es de la fe de Abraham,  el cual es padre de todos nosotros. (como está escrito:  Te he puesto por padre de muchas gentes)  delante de Dios,  a quien creyó,  el cual da vida a los muertos,  y llama las cosas que no son,  como si fuesen. El creyó en esperanza contra esperanza,  para llegar a ser padre de muchas gentes,  conforme a lo que se le había dicho:  Así será tu descendencia. Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo,  que estaba ya como muerto  (siendo de casi cien años),  o la esterilidad de la matriz de Sara. Tampoco dudó,  por incredulidad,  de la promesa de Dios,  sino que se fortaleció en fe,  dando gloria a Dios, plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido; por lo cual también su fe le fue contada por justicia. Y no solamente con respecto a él se escribió que le fue contada, sino también con respecto a nosotros a quienes ha de ser contada,  esto es,  a los que creemos en el que levantó de los muertos a Jesús,  Señor nuestro, el cual fue entregado por nuestras transgresiones,  y resucitado para nuestra justificación. (Romanos 4:1-25 RV60)

3. "Tenemos un corazón judío porque el Mesías fue judío". Creo que es la frase más sentimental y cariñosa que se puede expresar de quien siente amor por Israel. Ya aunque parece inofensiva "tecnicamente" hablando, tampoco es cierto.

Es cierto que Jesús (o Yeshúa) fue judío porque nació de mujer judía. El Mesías, Cristo o el Ungido nació en Israel, vivió como judío y se circuncidó de acuerdo con la promesa, vivió rodeado de las tradiciones y realizó todos los peregrinajes respectivos a Jerusalén por fiestas y lunas, como sus ayunos, etc. Pero, sucedió así porque Dios les hizó "promesas" a los "Padres de Israel" - es decir antes que fuese Israel- a los hebreos, se refiere a Abraam, Isaac y Jacob. Es luego por eso que en el juego de los tiempos divinos nace un Salvador en Israel, por tanto judío.

¿Quitado éste,  les levantó por rey a David,  de quien dio también testimonio diciendo:  He hallado a David hijo de Isaí,  varón conforme a mi corazón,  quien hará todo lo que yo quiero. De la descendencia de éste,  y conforme a la promesa,  Dios levantó a Jesús por Salvador a Israel. Antes de su venida,  predicó Juan el bautismo de arrepentimiento a todo el pueblo de Israel. (Hechos 13:22-24 RV60)

Entiéndase, que nunca la promesa es que seremos judíos en espíritu o en el más allá. Sí es así, por favor, que alguién me explique dónde esta escrito eso. Yo jamás lo he encontrado. Nunca la promesa es que nos haría judíos también.

4. Debo circuncidarme para ser salvo, debo convertirme al judaísmo para ser un verdadero interprete de las promesas mesíanicas hechas por el Eterno. Mentira. Entonces, es falso lo que profetizó Jeremías:
Circuncidaos a Jehová,  y quitad el prepucio de vuestro corazón,  varones de Judá y moradores de Jerusalén;  no sea que mi ira salga como fuego,  y se encienda y no haya quien la apague,  por la maldad de vuestras obras. (Jeremías 4:4 RV60)

Ahora pregunto: ¿Y no es qué ya estaban circuncidados?, ¿eran salvos o no?, ¿por qué requiere siempre el judío circuncidar su corazón?

El apóstol Pablo lo explica de manera magistral lo que dijo el Profeta:
Tú que te jactas de la ley,  ¿con infracción de la ley deshonras a Dios? Porque como está escrito,  el nombre de Dios es blasfemado entre los gentiles por causa de vosotros (es decir los judíos). Pues en verdad la circuncisión aprovecha,  si guardas la ley;  pero si eres transgresor de la ley,  tu circuncisión viene a ser incircuncisión. Si,  pues,  el incircunciso guardare las ordenanzas de la ley,  ¿no será tenida su incircuncisión como circuncisión? (Romanos 2:23-26 RV60)
¿Fue llamado alguno siendo circunciso?  Quédese circunciso.  ¿Fue llamado alguno siendo incircunciso?  No se circuncide. La circuncisión nada es,  y la incircuncisión nada es,  sino el guardar los mandamientos de Dios. Cada uno en el estado en que fue llamado,  en él se quede. (1 Corintios 7:18-20 RV60)

¿Qué tan cierto es que Todos Somos Judíos por Dentro? ¿Qué tan cierto es que Todos Somos Judíos por Dentro? Reviewed by Roger Casco Herrera on noviembre 12, 2014 Rating: 5

1 comentario

  1. Muy bonita exposicion ,Dios le siga iluminando cada dia y podamos obtener mas de El por medio de su persona.

    * quiza se le escapo exponer este verso de Romanos cap. 2:28-29

    2:28 Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne;

    2:29 sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios.

    Saludos hno. Bendicion de Jehova .

    ResponderEliminar

Image Link [https://1.bp.blogspot.com/-PFR-oKUrlDQ/V_QUp1aB4_I/AAAAAAAAd5c/Ar6LiV4Rse8NNFQDRUL9LaHUPJkpvQV6QCLcB/s1600/rcascoherrera%2Bautor%2Bescritor%2Bpastor%2Bconferenciante%2Bministro%2Bmaestro%2Bb%25C3%25ADblico%2Bsiervo%2Bde%2Bjesucristo%2Bprofec%25C3%25ADa%2Bprofeta%2Bdones%2Bespirtiuales%2Broger%2Bcasco%2Bherrera.jpg]

Author Name [Roger Casco Herrera]

Author Description [Pastor general de la Iglesia Bíblica de Jesús (IBJ), escritor del libro apologético "Su NOMBRE ¿Jesús o Yeshúa?" (considerado por la crítica: un estudio de alta erudición que explica las razones por las cuales decimos Jesús en lugar de su nombre hebreo), Peregrino de Israel en 2008, autodidacta y maestro bíblico de ministerios ¿Quién es Jesucristo? (+504 9820-2424 WhatsApp)]



Facebook Username [rcascoherrera]

Twitter Username [rcascoherrera]

GPlus Username [+RogerCasco]

Pinterest Username [none]

Instagram Username [none]