Herederos de un Evangelio Deteriorado pero Promotores de una Nueva Reforma para la Iglesia

 
Por el Hermano Roger Casco Herrera
Maestro, predicador, escritor y fundador de Ministerios de Enseñanza ¿Quién es Jesucristo?
 
Sin duda alguna que cuando vemos los testimonios de cristianismo que tenemos hoy en día, parece natural decir "ya nunca más iré a la Iglesia" o simplemente "para ser cómo ése, mejor no".
 
No cabe la menor duda que existe una crisis mundial en la propagación del Evangelio por parte del testimonio que nos dan muchos de sus maestros. Sin embargo, esto no se trata de ahora o reciente, es casi desde el principio del mismo. No es porque sus orígenes fueran equivocados sino porque la conducta del hombre siempre se prestará para negociar los dichos de Dios con lo más fácil. Tiene sentido cuando grandes apologistas hablan de que ahora estamos viviendo un "evangelio de dieta" o "un evangelio sin cruz".
 
Por ejemplo, hoy muchos son de las corrientes del Evangelio de la Prosperidad. Claro que no existe ningún problema si Dios quiere bendecirnos con riquezas materiales, no obstante, ésta no es la regla general.
 
Recuerdo el testimonio de un hombre millonario que me dijo:
 
"Estoy convencido que ese evangelio del dinero es falso. Yo siempre he tenido dinero pero no quiere decir que contaba con la bendición de Dios. Para mí, ese evangelio no tiene sentido. Nunca me ha faltado nada y cada día soy más rico pero siempre he estado sin Dios. Y ahora que conozco a Jesús sé que no se trató nunca de eso el evangelio".
 
¡Interesante verdad!
 
Esta a lugar mencionar las palabras del apóstol Pablo:
 
"Porque el reino de Dios no es comida ni bebida,  sino justicia,  paz y gozo en el Espíritu Santo". (Romanos 14:17 RV60)
 
Sin embargo, cuando nos encontramos con el testimonio de nuestros predecesores en la Biblia, parecería indicarnos que nos falta algo a nosotros. No es lógico que aunque tengamos la Biblia -cosa que ellos no tuvieron, es decir ni Enóc, Abraham, Moisés, Daniel, etc. tuvieron la Biblia en sus manos como nosotros la poseemos hoy- Nosotros no estemos alcanzando muchas de las cosas que ellos si recibieron.
 
El mundo de hoy, las naciones industrializadas o desarrolladas como las de Europa están inclinadas al Ateísmo. El Evangelio no es práctico ni fácil de entender para aquellos que no están dispuestos a darlo todo.
 
En una ocasión me dijo alguien:
 
"A mí Dios nunca me habló por más que le busque. Nunca pude sentirlo. Nunca me respondió cuando más lo necesite".
 
¿Quién dijo que Dios es un resuelve problemas?, ¿Quién dijo que Dios tenía que hacer lo que nosotros le pidiéramos?, ¿Quién dijo que recibí a Dios en mi corazón para parar de sufrir?
 
Lastimosamente este es uno de los mensajes no bíblicos que se pregonan hoy como bíblicos y/o grandes revelaciones. No existe tal cosa en toda la escritura. Dios nunca nos tomará por inocentes cuando hemos pecado.
 
Si usted esta hasta el cuello de deudas, no crea que Dios le librara de ellas así no más. Usted debe aprender un mensaje de todo esto que esta sucediéndole. Dios no es un cancelador de cuentas. No crea que él pagará su factura así no más. Todos pasaremos por un molino de Dios para sacar lo peor y lo mejor de nosotros de tal manera que nos rindamos a él. Tenemos que aprender un mensaje, una enseñanza, una revelación, una experiencia personal. De lo contrario continuaremos en la misma condición y mucho peor. Hasta que nos amanezca como dijo el Profeta. Entonces tendremos la inteligencia y la sabiduría para saber como salir de tales obligaciones que nos tienen en depresión.
 
Es por medio de esta prueba, que si usted quiere ser su hijo, El Perfecto le hará tragarse sus palabras, sus convicciones, y sobre todo su orgullo. Es aquí donde verdaderamente conocerá a Dios sin sus intereses de por medio y se establecerán los de él. Dios tendrá que botar todo aquello que esta entre él y usted.
 
Dijo una vez el Pastor Alejandro Martinez de la Iglesia Local de la Colonia 21 de Octubre:
 
"¿Qué cree usted que lo unió a Dios? Si es lo incorrecto, quiero decirle que eso lo separara de él. Fue por dinero, eso lo separara de él; fue por deudas, eso lo separara de él... Si no fue por gratitud y amor hacia él nada lo separara de él".
 
Es ilógico que exista una "ventana profética de Pactos" -frase que he escuchado en reiteradas ocasiones por las Tele-maratónicas de Enlace- cuando hay oportunidad para realizar un pacto por cancelación de deudas, la expansión de un negocio, un milagro, una sanidad, la recuperación de un negocio, etc. Pero nunca hay una para que usted realmente le entregue su vida a Cristo y se deje de ese montón de vanidades. Las personas no lo ven a simple vista pero en este Evangelio le pagan a Dios una comisión antes para que les arregle algo. Por eso es que cuando no tienen nada, ellos creen que están malditos y por lo tanto sin la presencia de Dios.
 
A todos estos predicadores de la prosperidad se les olvida por ejemplo que el Apóstol Pablo murió alquilando y siendo pobre. ¿Cómo es posible que el hombre del Reino, apóstol, haya estado alquilando?
 
Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada,  y recibía a todos los que a él venían, predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo,  abiertamente y sin impedimento. (Hechos 28:30-31 RV60)
 
 
¿Cuál es o Dónde esta el Evangelio Completo de nuestro Señor Jesucristo?
 
Muchos habrán pensado en la sana doctrina. Sin embargo, es muy difícil realmente decir cuál es la sana doctrina específicamente ¿qué quiero decir? Por ejemplo: para mí como muchos otros, creemos y vivimos como parte de la sana doctrina la señal de las lenguas como bautismo del Espíritu Santo y Fuego. En cambio, para muchos esto ya no es doctrinal.
 
Es increíble y a la vez hermoso saber que el Evangelio Completo siempre ha estado con nosotros. En la buena tierra que tiene la semilla de Dios. Él mismo nos dijo que la Ley ya no estaba escrita en Piedras solamente sino que en nuestros corazones.
 
Luego de mucho tiempo he llegado a la conclusión que "Siempre hemos tenido el Evangelio intacto". No obstante, sí somos herederos del mal testimonio de ese Evangelio que hemos recibido.
 
Nosotros, esta generación es la responsable de darle otro "testimonio" a esas mismas palabras. Esta es la reforma de la Iglesia que hoy debe perseguir. Un testimonio a la altura de las palabras del Señor.
 
Estoy convencido en un 500% de que así es esto. ¿Por qué? Por las mismas palabras de Jesús:
 
Entonces habló Jesús a la gente y a sus discípulos,  diciendo: En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. Así que,  todo lo que os digan que guardéis,  guardadlo y hacedlo;  mas no hagáis conforme a sus obras,  porque dicen,  y no hacen. (Mateo 23:1-3 RV60)
 
Si continuamos leyendo el capítulo encontraremos:
 
Mas  ¡ay de vosotros,  escribas y fariseos,  hipócritas!  porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres;  pues ni entráis vosotros,  ni dejáis entrar a los que están entrando.  ¡Ay de vosotros,  escribas y fariseos,  hipócritas!  porque devoráis las casas de las viudas,  y como pretexto hacéis largas oraciones;  por esto recibiréis mayor condenación.  ¡Ay de vosotros,  escribas y fariseos,  hipócritas!  porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito,  y una vez hecho,  le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros.  ¡Ay de vosotros,  guías ciegos!  que decís:  Si alguno jura por el templo,  no es nada;  pero si alguno jura por el oro del templo,  es deudor.  ¡Insensatos y ciegos!  porque  ¿cuál es mayor,  el oro,  o el templo que santifica al oro? También decís:  Si alguno jura por el altar,  no es nada;  pero si alguno jura por la ofrenda que está sobre él,  es deudor.  ¡Necios y ciegos!  porque  ¿cuál es mayor,  la ofrenda,  o el altar que santifica la ofrenda? Pues el que jura por el altar,  jura por él,  y por todo lo que está sobre él; y el que jura por el templo,  jura por él,  y por el que lo habita; y el que jura por el cielo,  jura por el trono de Dios,  y por aquel que está sentado en él.  ¡Ay de vosotros,  escribas y fariseos,  hipócritas!  porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino,  y dejáis lo más importante de la ley:  la justicia,  la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer,  sin dejar de hacer aquello.  ¡Guías ciegos,  que coláis el mosquito,  y tragáis el camello!  ¡Ay de vosotros,  escribas y fariseos,  hipócritas!  porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato,  pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia.  ¡Fariseo ciego!  Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato,  para que también lo de fuera sea limpio.  ¡Ay de vosotros,  escribas y fariseos,  hipócritas!  porque sois semejantes a sepulcros blanqueados,  que por fuera,  a la verdad,  se muestran hermosos,  mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. Así también vosotros por fuera,  a la verdad,  os mostráis justos a los hombres,  pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.  ¡Ay de vosotros,  escribas y fariseos,  hipócritas!  porque edificáis los sepulcros de los profetas,  y adornáis los monumentos de los justos, y decís:  Si hubiésemos vivido en los días de nuestros padres,  no hubiéramos sido sus cómplices en la sangre de los profetas. Así que dais testimonio contra vosotros mismos,  de que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas.  ¡Vosotros también llenad la medida de vuestros padres!  ¡Serpientes,  generación de víboras!  ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno? (Mateo 23:13-33 RV60)
 
Veamos el primer verso otra vez, en una versión diferente:
 
Después de esto,  Jesús dijo a la gente y a sus discípulos:  "Los maestros de la ley y los fariseos tienen la responsabilidad de interpretar a Moisés.*  Así que ustedes deben obedecerlos y hacer todo lo que les digan.  Pero no hagan lo que hacen ellos,  porque no practican lo que predican. (Mateo 23:1-3 NVI)
 
No le parece confuso esto de Jesús. Desnuda a los escribas, fariseos y saduceos. Todo lo que son pero dice antes de todo "Así que ustedes deben obedercerlos y hacer todo lo que les digan. Pero no hagan lo que hacen ellos, porque no practican lo que predican..."
 
¡Wow! Aquí existe un mensaje poderoso. Si gusta volvamos a leerlo en otra versión:
 
Después de esto, Jesús dijo a la gente y a sus discípulos: "Los maestros de la ley y los fariseos enseñan con la autoridad que viene de Moisés. Por lo tanto, obedézcanlos ustedes y hagan todo lo que les digan; pero no sigan su ejemplo, porque ellos dicen una cosa y hacen otra. (Mateo 23:1-3 DHH)
 
Podríamos parafrasear de la siguiente manera las palabras de Jesús:
 
"Los fariseos enseñan lo que esta escrito pero no viven lo que enseñan. Como enseñan la verdad dada a Moisés practiquenla ustedes aunque ellos no lo hagan".
 
Esto sucede hoy en día. Sin embargo, el "Evangelio o la Palabra de Dios" da testimonio de si misma y por si misma. Dios defiende su misma palabra intacta en honor a su Santo Nombre.
 
Por eso tiene sentido, que a veces encontramos gente genuina que busca a Dios y es de él, en aquellos lugares donde sabemos que existe un falso maestro. Sin embargo, como ese falso maestro habló de Dios y mencionó lo escrito, es donde por si misma de manera independiente la Palabra actúa por si misma. No por el individuo que habló sino por Dios mismo en la buena tierra que la semilla encontró.
 
No estoy seguro si usted ha entendido esto aún. O me he dado a entender. Pondré un ejemplo más: Jesús dice que los fariseos eran pésimos testimonios pero dice que realmente estaban enseñando la Biblia.
 
Existe un falso maestro que menciona a Cristo, su amor y la verdad de Dios. Lee un verso que impactó la vida de un oyente. Pero, si este es buena tierra, ese mismo verso que le impactó transformara ese corazón hasta donde se le permita.
 
Algunos,  a la verdad,  predican a Cristo por envidia y contienda;  pero otros de buena voluntad. Los unos anuncian a Cristo por contención,  no sinceramente,  pensando añadir aflicción a mis prisiones; pero los otros por amor,  sabiendo que estoy puesto para la defensa del evangelio. ¿Qué,  pues?  Que no obstante,  de todas maneras,  o por pretexto o por verdad,  Cristo es anunciado;  y en esto me gozo,  y me gozaré aún. (Filipenses 1:15-18 RV60)
 
Cristo mismo, el corazón que genuinamente busca a Dios por medio de él encontrará la luz y la salvación. No es por el Predicador es por la misma Palabra. Aunque hemos visto que un hombre piadoso que guarda la fe común revelará cosas intimas de Dios pero siempre es por si misma la Palabra la que dará el fruto. Por eso esta escrito:
 
Yo planté,  Apolos regó;  pero el crecimiento lo ha dado Dios. Así que ni el que planta es algo,  ni el que riega,  sino Dios,  que da el crecimiento. Y el que planta y el que riega son una misma cosa;  aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor. (1 Corintios 3:6-8 RV60)
 
Jesús no dijo en el verso que leímos: "no los escuchen". Pesé a todo el mal testimonio que presentaban a la Torá o la Ley mal interpretada por su testimonio es la misma palabra de Dios la que da testimonio de si misma. Nunca la Palabra de Dios ha estado supeditada a nuestro testimonio. Sin embargo, este mismo afecta a los demás, porque ellos no ven lo que Dios hace o ve.
 
Dijo el hermano Pablo a Tito (1:4) verdadero hijo en "la común fe"...
 
Nosotros somos los responsables de practicar lo que esta escrito. El problema no es el Evangelio, el problema somos nosotros, soy Yo.
 
2 Pedro 1:5-11 RV1960: Por esta razón también, obrando con toda diligencia, añadid a vuestra fe, virtud, y a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio, al dominio propio, perseverancia, y a la perseverancia, piedad, a la piedad, fraternidad y a la fraternidad, amor. Pues estas virtudes, al estar en vosotros y al abundar, no os dejarán ociosos ni estériles en el verdadero conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. Porque el que carece de estas virtudes es ciego o corto de vista, habiendo olvidado la purificación de sus pecados pasados. Así que, hermanos, sed tanto más diligentes para hacer firme vuestro llamado y elección de parte de Dios; porque mientras hagáis estas cosas nunca tropezaréis; pues de esta manera os será concedida ampliamente la entrada al reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.
 
El Evangelio que Jesús no dejó sigue perfecto e inmaculado, es el mismo que fue publicado por los Apóstoles, ese sigue siendo el mismo hasta hoy. Esta perfecto sin desvíos. El problema somos nosotros como sus testigos.
 
Ya es el momento que nos preocupemos de dejar de hablar de nosotros mismos, de nuestras vanidades y nuestras codicias, que dejemos de hablar como queriendo demostrar que somos hombres de Dios, que nos preocupemos en verdad porque hablemos de él como realmente debemos de hablar. Exaltarlo a él y a invitar a otros hacia él con nuestro testimonio antes que nuestras palabras. Eso es lo que quiere el incrédulo de hoy, no palabras sino hechos.
 
La gente de nuestros alrededores esta cansada de ver lo bien que hablamos pero lo poco de nuestros hechos. Pastores que hablan de despojarse, ser humildes, honestos y el mensaje principal es dinero. ¿Cómo es posible que los presuntos predicadores de Cristo hablan más del dinero que de él?
 
Encontrarse con personas que no aceptan sus problemas y sus errores, no quieren dar a conocer sus caprichos y debilidades, no desean aceptar su ruina porque no se les ha enseñado eso sino que siempre deben confesar bien (en otras palabras mentir) y mejor dicen como regla de oro: estamos prosperados, bendecidos y en victoria.
 
Pastores divorciándose, o peor en pecados reconocibles públicamente como alcoholismo, estafadores, derrochadores del dinero de las ofrendas y los diezmos, mujeriegos y continúan predicando como si nada ha pasado. Ese es problema real de nuestro Evangelio. Sin embargo, como he dicho, la Nueva Reforma a la Iglesia es un mensaje diferente Cristocéntrico y Bíblico uno real en las vidas de los que lo dicen. Necesitamos rescatar el Evangelio Legítimo por nuestro Testimonio.
 
La reforma que debemos sugerir no se trata de otro Evangelio, pues realmente no lo existe. Por eso hablamos de re-evangelizar, tal y como hizó Jesús, explicar correctamente el que ya esta. Se trata del mismo pero con la altura del testimonio que se merece su creador.
 
Es verdad que el mundo quiere lo fácil, lo simple y lo rápido, es parte del actual sistema que vivimos. No obstante, el Evangelio de verdad ha prosperado por los siglos sin importar lo difícil que haya sido.
 
Abandonar las cosas del hombre viejo son difíciles pero si realmente somos buena tierra esa semilla de Dios prosperará, y se unirá a la gran nube de testigos que hubieron, que existen y que habrán para la gloria del Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo. Hoy es el día para que comencemos a re-evangelizar a otros con el verdadero testimonio de nuestro Señor Jesucristo en nuestras vidas. 
 
Herederos de un Evangelio Deteriorado pero Promotores de una Nueva Reforma para la Iglesia Herederos de un Evangelio Deteriorado pero Promotores de una Nueva Reforma para la Iglesia Reviewed by Roger Casco Herrera on enero 27, 2014 Rating: 5

No hay comentarios

Image Link [https://1.bp.blogspot.com/-PFR-oKUrlDQ/V_QUp1aB4_I/AAAAAAAAd5c/Ar6LiV4Rse8NNFQDRUL9LaHUPJkpvQV6QCLcB/s1600/rcascoherrera%2Bautor%2Bescritor%2Bpastor%2Bconferenciante%2Bministro%2Bmaestro%2Bb%25C3%25ADblico%2Bsiervo%2Bde%2Bjesucristo%2Bprofec%25C3%25ADa%2Bprofeta%2Bdones%2Bespirtiuales%2Broger%2Bcasco%2Bherrera.jpg]

Author Name [Roger Casco Herrera]

Author Description [Pastor general de la Iglesia Bíblica de Jesús (IBJ), escritor del libro apologético "Su NOMBRE ¿Jesús o Yeshúa?" (considerado por la crítica: un estudio de alta erudición que explica las razones por las cuales decimos Jesús en lugar de su nombre hebreo), Peregrino de Israel en 2008, autodidacta y maestro bíblico de ministerios ¿Quién es Jesucristo? (+504 9820-2424 WhatsApp)]



Facebook Username [rcascoherrera]

Twitter Username [rcascoherrera]

GPlus Username [+RogerCasco]

Pinterest Username [none]

Instagram Username [none]