El Don de Ciencia y ¿Cuál es la diferencia entre el Don de Profecía y Profeta?


Por el hno. Roger Casco Herrera
Predicador de Ministerios ¿Quién es Jesucristo?

Sin duda alguna que el Hijo del Dios Altísimo, Jesús de Nazaret (Yeshúa), es la autoridad máxima de los dones espirituales, él los tiene todos.

El propósito de esta publicación es enseñar sobre la confusión entre tres dones: ciencia, profecía y profeta.

Por regla general, la gran mayoría de creyente ignoran de que se trata realmente el don de Ciencia. sin embargo, antes antes de llegar a él necesitamos explicar un poco sobre el "don de Profecía" y "el don Ministerial de Profeta" que suelen confundirse, y juntamente con el de ciencia.

* Don de Profecía: Se trata de la llenura del Espíritu Santo que permite "profetizar". Por ejemplo: La llenura que recibió el primer Rey de Israel históricamente, Saúl, por esa causa se dice el proverbio "¿También, Saúl entre los profetas?" (I Samuel 10:9-12; 19:20-24). El relato narra que Saúl recibió la visita del Señor y entonces comenzó a profetizar.

Actualmente podríamos traducir a un "hermano o hermana X" que durante la reunión de la congregación, fue llena del Espíritu Santo y profetizó, hablo de acontecimientos futuros que estarían por ocurrir.  Esto no quiere decir que tenga el don de Profeta. 

** Don de Profeta: Se trata del don ministerial y servicio de Profeta, es un creyente igual a otros pero que funge como Pastor, Maestro, evangelista o apóstol. Es incorrecta la tesis del "Movimiento Apostólico y Profético" que sostiene una "jerarquía apostólica" y la escala siguiente de profeta, evangelista, pastor y maestro. Nadie es superior a nadie, todos son iguales, la falta de alguno de ellas en la Iglesia ocasiona debilidades espirituales.

Ser profeta es más que profetizar. Algunos creen que sólo se trata de esto. En el Antiguo Testamento, podemos apreciar que el profeta recibía la revelación de Dios para ir a transmitirla a los maestros locales es decir los Sacerdotes, sólo entonces ellos venían y la trasmitían, hablando en términos ideales. Caso contrario, el mismo profeta se inspiraba de acuerdo al Espíritu le entregara un mensaje para el pueblo.

Los profetas bíblicos y contemporáneos son creyentes iguales que otros, inmerecedores de la Santa Vocación. La Biblia nos muestra que estas personas son especiales para Dios, por eso su bendición y maldición están para quienes están a favor o en contra de ellos. Normalmente los profetas son mártires, criticados, despreciados, personas un poco fuera de lo común, poseen escasos recursos -aunque no es la regla general, pero saben vivir piadosamente como Jeremías y Daniel- y siervos de Dios llamados a servir a tiempo completo.

El que recibe a un profeta por cuanto es profeta, recompensa de profeta recibirá; y el que recibe a un justo por cuanto es justo, recompensa de justo recibirá. Y cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa. (Mateo 10:41-42 RV60)


AVISO: No toquéis, dijo, a mis ungidos, Ni hagáis mal a mis profetas. (Salmos 105:15-0 RV60)


Profetas Bíblicos son Samuel, Isaías, José, Moisés, Jeremías, David, Daniel, entre otros. Cuando leemos los hechos de los profetas, o vemos a un verdadero profeta del Señor en nuestros días podemos ver que su mensaje es totalmente sobre Cristo, invita a la santidad y a la paz, comunión con el Espíritu Santo, también puede apreciarse una ministración especial acompañada de los dones de Fe, Señales y Milagros, Sanidades, Revelación, Sabiduría y Ciencia. Pero, ¿Cuál es el Don de Ciencia?

*** Don de Ciencia: Se trata de aquel que por el Espíritu Santo conoce las cosas antes de que se les enseñe o revele. No profetiza sino que reconoce el presente sin explicación alguna.

Dios no sólo me ha permitido disfrutar de los dones espirituales sino también de conocer a siervos de Dios con ellos. Entre mis respetados hermanos de la fe, recuerdo el caso del evangelista Fredy Paguada. En cierta ocasión mientras oraba por una mujer con problemas matrimoniales, él le dijo directamente el nombre del esposo. Aquella mujer quedo estupefacta, puesto que nunca había hablado con él, no sabía con amplitud el caso y menos el nombre de su esposo. Además, parece que sabia todo lo que había ocurrido y el nombre del esposo era súper raro para remate. Jesús fue glorificado. Aleluya.


Un pasaje hermoseador para explicar todo esto sobre la profecía, profeta y ciencia se encuentra en el Libro de Juan:

Vino una mujer de Samaria a sacar agua (completa desconocida); y Jesús le dijo: Dame de beber. Pues sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar de comer. La mujer samaritana le dijo: ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí. Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva. La mujer le dijo: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo. ¿De dónde, pues, tienes el agua viva? ¿Acaso eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, del cual bebieron él, sus hijos y sus ganados? Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo sed, ni venga aquí a sacarla. Jesús le dijo: Ve, llama a tu marido, y ven acá (¿Cómo sabía que tenía marido? Muestra del Don de Ciencia). Respondió la mujer y dijo: No tengo marido. Jesús le dijo: Bien has dicho: No tengo marido; porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho con verdad (Manifestación del Don de Ciencia). Le dijo la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta (Ella piensa igual que otros. Se confunden el don de Ciencia. No obstante, es correcta su conclusión puesto que él Señor es Profeta). Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar. Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre. Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos. Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren (Una profecía declarada). Le dijo la mujer: Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo; cuando él venga nos declarará todas las cosas. Jesús le dijo: Yo soy, el que habla contigo. (Juan 4:7-26 RV60)

Más información en Ministerios de Enseñanza e Investigación Cristiana ¿Quién es Jesucristo?
El Don de Ciencia y ¿Cuál es la diferencia entre el Don de Profecía y Profeta? El Don de Ciencia y ¿Cuál es la diferencia entre el Don de Profecía y Profeta? Reviewed by Roger Casco Herrera on enero 04, 2014 Rating: 5

No hay comentarios

Image Link [https://1.bp.blogspot.com/-PFR-oKUrlDQ/V_QUp1aB4_I/AAAAAAAAd5c/Ar6LiV4Rse8NNFQDRUL9LaHUPJkpvQV6QCLcB/s1600/rcascoherrera%2Bautor%2Bescritor%2Bpastor%2Bconferenciante%2Bministro%2Bmaestro%2Bb%25C3%25ADblico%2Bsiervo%2Bde%2Bjesucristo%2Bprofec%25C3%25ADa%2Bprofeta%2Bdones%2Bespirtiuales%2Broger%2Bcasco%2Bherrera.jpg]

Author Name [Roger Casco Herrera]

Author Description [Pastor general de la Iglesia Bíblica de Jesús (IBJ), escritor del libro apologético "Su NOMBRE ¿Jesús o Yeshúa?" (considerado por la crítica: un estudio de alta erudición que explica las razones por las cuales decimos Jesús en lugar de su nombre hebreo), Peregrino de Israel en 2008, autodidacta y maestro bíblico de ministerios ¿Quién es Jesucristo? (+504 9820-2424 WhatsApp)]



Facebook Username [rcascoherrera]

Twitter Username [rcascoherrera]

GPlus Username [+RogerCasco]

Pinterest Username [none]

Instagram Username [none]